VALÈNCIA. Los partidos que integran el Consell –PSPV, Compromís y Unides Podem– han pactado una modificación de la Ley de Ordenación del Territorio (LOTUP) que exime a las plantas generadoras de energía solar fotovoltaica de obtener previamente la declaración de interés comunitario, con independencia de la potencia y la extensión que ocupe la instalación y siempre que se consideren de interés económico estratégico por parte de las tres conselleries implicadas: Medio Ambiente, Territorio y Economía.

La declaración de interés comunitario (DIC) es un trámite urbanístico diferencial de la Comunitat Valenciana que los promotores de este tipo de instalaciones está obligados a obtener como parte de los requisitos que se les exigen para desarrollar sus proyectos. La eliminación de este trámite, una simplificación burocrática con la que el Consell persigue agilizar la tramitación de este tipo de expedientes ante el atasco que existe por la cantidad de solicitudes presentadas, era largamente reclamada por el sector.

En concreto, las tres formaciones proponen, a través de una enmienda a la Ley de Acompañamiento presentada en Les Corts, eximir de la DIC en suelo no urbanizable a las instalaciones generadoras de energía solar fotovoltaica «previo informe favorable en materia de paisaje y ordenación del territorio».

Ya se aplicaba a las plantas de potencia menor a 5 Mw

Esta modificación de la LOTUP completa y amplía a un cambio anterior aprobado este mismo año en idéntico sentido, pero más restrictiva en cuento a la potencia y la extensión de las instalaciones a las que se les simplificaban los trámites burocráticos, ya que solo se aplicaba a las de potencia de producción menor o igual a 5 Mw que ocupasen una superficie menor de diez hectáreas y abarcasen «la parcela mínima exigible por el planeamiento urbanístico», no inferior a una hectárea.

La nueva redacción propuesta para el artículo de la LOTUP que recoge las exenciones de la DIC en suelo no urbanizable mantiene otras excepciones ya introducidas con el anterior cambio, como la que beneficia a las instalaciones generadoras de energía renovable destinadas a autoconsumo tampoco la necesitarán, siempre que existe un informe previo favorable de la conselleria competente en materia de energía.

«Estamos trabajando con las tres conselleries y los partidos políticos para agilizar al máximo los trámites de desarrollos renovables en la Comunitat Valenciana que triplican en algunos casos en tiempo a los de otras regiones», señala a Valencia Plaza el presidente de Avaesen, Marcos Lacruz. «En Urbanismo ya conseguimos eximir a las plantas inferiores a 5Mw del trámite de la DIC, que puede llevar hasta un año de tramitación. Con esta modificación se extiende a plantas más grandes, aunque los informes que se requieren de paisaje y territorio deberían ser muy ágiles», recalca.

Sin embargo, opina que la consideración de inversión estratégica debería ser por defecto a todas las instalaciones, «como figura en el pacte del Botànic y como corresponde a la emergencia climática acertadamente declarada por nuestros responsables políticos”. «Son inversiones que generan empleo en entornos rurales y contribuyen a coser el territorio», destaca.

Fuente: Valencia Plaza